De cubitos anda el juego

No sé que es más importante, si la primera página de un pequeño libro de bolsillo o la última de una trágica y exitosa saga de novela negra. No sé que prefiero, si los primeros acordes de una canción o la aguja rozando un vinilo mientras cambia de pista. De hecho no sé si soy de vinilos o trágicas y exitosas sagas de novela negra.

Dos meses sin meter una puta entrada en este blog. Dos meses sin abrir la dichosa página de internet que un día pensé que sería un apéndice de mi. ¿Hay alguien más inconstante que yo? Supongo que sí, no voy a ser la única persona que deja proyectos a medio o abandona otros sin empezarlos. Aún así, señores, señoras, yo no pienso abandonar esto, simplemente atravieso una espeluznante crisis creativa.

No sé por donde empezar. No sé si tengo que empezar por algún sitio. Quería dedicar entradas pendientes, pero hoy no tengo el día. Y lo he tenido buenísimo, o lo he tenido simplemente. No puedo decir que sea malo.

Dicen que el mejor momento para escribir es con el corazón roto o enamorada. Tampoco sé cual de las dos cosas deberá pasar, pero si quiero volver a tener una página entera escrita... deberé descongelar el cubito que se ha apoderado de mi corazón y dar rienda suelta a mis sentimientos.


Gracias por estar pacientes a que vuelva a ser yo.

Un saludo!
y mil abrazos!

Comentarios

  1. espero que no tengan que pasar otros dos meses para la siguiente entrada! ;)

    ánimo, que con la primavera lo mismo es más fácil que se derrita el cubito

    un besazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Siempre

Hablemos del amor

Por algún escondite de las sábanas